10 dic

Os dejamos otro estupendo relato que nos ha mandado Ana Belén Balsas, como siempre, magnífico!

¿Coleccionas historias o experiencias?

La vida nos pone continuamente frente a nosotros, personas y circunstancias para que aprendamos lecciones. Estas lecciones forman parte de nuestra historia de vida, de lo que hemos venido a aprender a este mundo.

Muchas personas se pasan la vida repitiendo constantemente la misma historia. Quizás cambian los nombres y los escenarios, pero el trasfondo siempre es el mismo. La historia se repetirá constantemente hasta que aprendamos la lección encerrada en cada historia.

La mejor forma de mejorar un área de tu vida, es aprender de las experiencias pasadas y seguir avanzando, para que nuevas historias puedan aparecer en tu vida, con nuevos trasfondos y nuevas esencias. Aprende de tu pasado  y cambiará la esencia de tu futuro.

Coleccionas historias o experienciasSólo adquirimos experiencia y crecemos cuando aprendemos de los errores del pasado. Eso es adquirir experiencia, madurar, crecer y evolucionar. Desgraciadamente, a veces nos limitamos a coleccionar historias. Los coleccionistas de historias acumulan sucesos, pero no aprenden de ellos ni sacan de ellos lo que les permite crecer y avanzar. Hay una gran diferencia entre ser un coleccionista de historias y ser un coleccionista de experiencias. La experiencia permite aprender del pasado para no volver a cometer los mismos errores. Un error es una historia del pasado que nos ha enseñado una lección valiosa para que eso no se vuelva a repetir en el futuro. El error nos enseña mucho, sobre todo cómo no volver a hacer las cosas. Y ese aprendizaje no se olvida jamás.

Aprendemos lecciones y adquirimos experiencia cuando observamos en nuestro interior y tratamos de analizar qué parte de responsabilidad nuestra hubo en aquello que nos pasó: qué hicimos para que aquello se produjera y qué hicimos para que aquello se mantuviera en el tiempo, qué no hicimos para cambiar las cosas y qué pudimos hacer de forma diferente, para haber obtenido un resultado diferente. Esas son las lecciones que debemos aprender. Y al aprenderlas, adquirimos experiencia de vida.

Si deseas mantener relaciones sanas y duraderas, haz un análisis en profundidad de tus historias sentimentales anteriores y trata de no repetir los mismos errores. No eches culpas a nadie, pues al echar culpas eludimos nuestra responsabilidad para con nuestras propias vidas y esto no lo puedes permitir jamás. Tu vida es tu responsabilidad. Tu vida está en tus manos y solo tú llevas las riendas. Solo tú debes llevar las riendas.

No se trata de considerar las relaciones anteriores como errores, pues nunca lo son. Son sucesos y sensaciones que viviste tal y como eras en aquel entonces. Pero si salió mal, revisa qué pudiste hacer tú de forma distinta, para que el final hubiera sido distinto. Como sólo nos podemos cambiar a nosotros mismos y podemos asumir responsabilidad únicamente por nuestras propias vidas, es al revisar tu manera de proceder como únicamente se puede aprender, para en el futuro, hacer las cosas de forma diferente, para que quizás el resultado sea diferente.

Tampoco te auto castigues innecesariamente. Probablemente ya hayas sufrido demasiado. No se trata de auto castigarte. Se trata de aprender para no volver a caer. Se trata de cerrar capítulos. Y un capítulo no se cierra hasta haber entendido para qué vino aquello a tu vida. Atraemos en cada momento lo que necesitamos para seguir evolucionando. Por eso en nuestro mundo, siempre están los que tienen que estar, los que nos hacen sentir bien y los que nos hacen sentir mal. Porque cada uno está en nuestra vida por una razón. Y cuando entiendes el motivo por el que cada persona está en tu vida, adquieres un conocimiento profundo de la vida. Empiezas a entender por qué atraes lo que atraes y empiezas a atraer lo que deseas atraer.

Así que no te preocupes por lo que ahora hay en tu vida, sino para qué eso está en tu vida y qué te está tratando de enseñar.

Si no tienes pareja, quizás la soledad tiene un mensaje para ti, acerca de una lección que debes aprender.

Si estás sufriendo por una pérdida, quizás también la tristeza tiene otro mensaje para ti, acerca de otra lección que necesitas aprender para seguir adelante en tu evolución.

Si las personas que conoces son siempre parecidas, eso también tiene un mensaje para ti.

La vida se vive mejor y con más sabiduría cuando captamos los mensajes de nuestras emociones, de lo que vivimos y sobre todo, por qué y para qué lo vivimos.

Entender esto no es fácil, ¿pero nadie dijo que la vida fuera fácil, no es cierto?

Ana Belén Balsas Clavería,

Esencias de Poder

Esperamos que os guste tanto como a nosotros, ya estamos esperando ansiosos el siguiente! Nos encanta!!!