29 mar

En “la respiración tántrica” hemos visto una de las maneras más especiales y bonitas del Tantra para sintonizarnos con nuestra pareja. La respiración tántrica puede hacerse antes de hacer el amor (también durante), pero se puede realizar cualquier otro momento en el que os apetezca estar juntos disfrutando el uno del otro. Sea como fuere, realizar a menudo esta respiración facilitará que la relación al completo vaya mucho mejor.

tocar el corazón

Autor foto: zuarte bolsas e artesanatos

Existe otro ejercicio intenso e igualmente interesante para sincronizar nuestro ser con el de nuestra pareja. Se llama “tocar el corazón” y está basado en la creencia de que la mano derecha es la que emite nuestra energía y la izquierda la que recibe la del otro.

Así pues, vamos a crear de nuevo un círculo de energía común donde el circuito esté limpio y permita que la energía sexual fluya con todo su potencial.

El ejercicio, al igual que el de la respiración tántrica es muy sencillo. Se puede realizar con los ojos cerrados para sentir más:

– Sentados desnudos el uno frente al otro ella sitúa su mano derecha sobre el área del pecho donde está el corazón de él. Se trata de que ella sienta los latidos del corazón y él perciba la presencia de ella a través de su mano. Es importante estar así mínimo 1 minuto.
– A continuación se realiza el ejercicio al revés. Será él el que sitúe su mano derecha sobre el área del pecho donde está el corazón de ella. Él sentirá los latidos de ella y ella la presencia de él. Otro minuto como mínimo.
– Por último abriremos el circuito siendo ambos los que sitúan sus manos derechas en el área del corazón de la pareja. El circuito debería estar abierto por lo menos 3 minutos, aunque no será fácil sostener el brazo. Con la practica se puede alcanzar. Además, sería magnífico que una vez abierto el circuito se hiciera a la vez que la respiración tántrica. Recordando que cuando uno exhala el otro inhala.

Una variante puede realizarse estando el uno encima del otro, o pegados, para que sea más fácil aguantar el brazo. Incluso, si ambos son capaces de relajar la energía sexual durante la penetración, también es un ejercicio lindo mientras se está llevando a cabo rítmicamente con la respiración y el sentir del otro.

El objetivo es sentir con mayor intensidad al otro, no sólo a un nivel físico placentero sino percibirle también a nivel emocional y a nivel espiritual. Este ejercicio, también permite una integración de la pareja a niveles muy profundos. Una buena integración también favorece con el tiempo una buena comunicación, resolución de conflictos, apoyo mutuo en la vida, etc.

Eva Moya
El árbol de los sentimientos

5 comentarios

  • Muchas gracias por la información.
    Creo que toda pareja tiene que sentir la respiración trántrica y que es algo fundamental para conocerse.

    • Muchas gracias por la información.
      Creo que toda pareja tiene que sentir la respiración tántrica y que es algo fundamental para conocerse.

      • Hola Beatriz:
        Gracias a ti por leernos y formar parte activa del blog.
        Nos alegra saber que la información te resulta interesante ya que esa es nuestra finalidad.
        Un saludo

  • Gracias Beatriz! La verdad es que la respiración tántrica parece mágica. Cuando la realizas con cierta frecuencia empiezas a ver unos resultados increíbles y ellos también ;-) Ya no solo sexuales, sino lo más importante: una mayor compenetración en todos los sentidos.

    Y eso ayuda especialmente a la hora de tomar ciertas decisiones o plantear objetivos comunes.

    Al fin y al cabo una pareja son dos independientes que forman una energía común.

    Mucha suerte!

  • El Sexo y la Buena Educación « Blog – Twin Shoes

    […] podemos disfrutar en nuestra y con nuestra intimidad como queramos. Os recomendamos los artículos “Tocar el Corazón” y “La Respiración Tántrica” que, en esta página, escribe la antropóloga y escritora […]