4 jun
En un blog que habla de amor como este,  es obligado un post donde los protagonistas sean los animales, sobretodo nuestras mascotas con las que compartimos nuestras vidas y las que nos aportan muchos más beneficios psico-emocionales y físicos de lo que nos podemos imaginar.
Perro de aguas españolLos animales de compañía son capaces de generar un cambio en el comportamiento humano. La interacción con animales tiene numerosos efectos positivos sobre nosotros. Las personas que tienen mascotas y establecen con ellas una relación responsable y afectuosa viven más tiempo y con mejor calidad de vida que las que no las tienen.
Los estudios realizados Universidad de Miami en Ohio a cargo del Dr. Allen R. McConnell D han demostrado que todas las personas nos beneficiamos con la presencia de una mascota en nuestras vidas indistintamente de la edad o la salud. Según este estudio las personas que aman a una mascota frente a las que no lo hacen:
  • Son más felices.
  • Tienen una autoestima más alta.
  • Son personas más despreocupadas y extrovertidas.
  • Tienen disminuido el sentido de la soledad.
  • Tiene mejor forma física.
  • Son más sociables.

Además de estos beneficios, otros efectos positivos de convivir con una mascota son:

  • Aumentan la sensación de seguridad.
  • Ayudan a interiorizar valores positivos tales como amor, respeto, cariño, etc.
  • Estimulan el contacto físico y comunicación.
  • Nos hacen sentirnos más útiles.
  • Favorecen a la recuperación de enfermedades como infartos y cirugías.
  • Aumentan el sentido de la responsabilidad.
  • Apoyan a personas discapacitadas.
  • Son una fuente de motivación.
  • Mejoran el estado de ánimo.
  • Disminuyen el estrés y la ansiedad.
  • Nos enseñan a disfrutar de las cosas sencillas de la vida.
  • Nuestra tensión arterial se reduce al acariciarlas.
  • Son una fuente de alegría y diversión.
Y muchos más beneficios como son compañía, protección, bienestar, empatía, enfoque exterior, relaciones, aceptación, entretenimiento, mayor sociabilización, beneficios fisiológicos, hacernos reír, etc.
Como podéis comprobar los beneficios son muchísimos, tanto es así que existen terapias asistidas por animales de compañía que son preventivas y coadyuvantes en el tratamiento de diversas enfermedades.
“Ojalá aprendamos algún día a querer incondicionalmente como lo hacen los animales.”

Sin comentarios