28 jun

La atracción es uno de los sentimientos más apasionamos, desmedidos e incontrolables que existen. Nuestro cuerpo parece que tiene vida propia y que no responde a la razón.

Hoy os descubrimos 10 datos interesantes de este maravilloso sentimiento:

  1. EL ORGANISMO Y LA ATRACCIÓNNuestro organismo libera 250 sustancias cuando estamos con una persona que nos parece atractiva. Una auténtica revolución interna!
  2. En sólo 4 segundos nos formamos una opinión respecto a una persona. De ahí la frase popular “la primera impresión es la que cuenta”.
  3. Nuestro cuerpo experimenta cambios químicos, fisiológicos y de conducta cuando nos sentimos atraídos hacia una persona, en cierto modo nos transformamos.
  4. El proceso por el que te gusta alguien es inconsciente, el cerebro es el que segrega sustancias y nosotros no tenemos ni idea de lo que está ocurriendo en nuestro organismo, sólo sabemos que esa persona nos atrae.
  5. Con tanto sentimiento y reacciones nuestra memoria se puede llegar a bloquear por algunos instantes. ¿Nunca os ha pasado olvidaros de alguna parte de la conversación con la persona que os gusta?
  6. En algunas ocasiones se nos puede ir por completo el hambre, esto es causado por la segregación de dopamina, sustancia que inhibe el apetito. Una prueba muy evidente, para las personas que les gusta comer, de qué están sintiendo algo muy fuerte por otra persona es esta.
  7. Cuando alguien nos gusta tenemos un olor corporal, casi inapreciable, muy característico producto de las feromonas que segrega nuestro organismo. Si este olor es agradable para la otra persona la atracción aumenta. De ahí la importancia del olor y la tracción que os comentábamos en este post: 10 Curiosidades de la relación: Olor y Atracción
  8. Cuando alguien que te gusta te roza mínimamente, toda la parte externa de la piel vibra, se calienta o experimenta una sensación de hormigueo. Qué sensación tan estupenda!
  9. Cuando nos sentimos atraídos por una persona nuestra respiración aumenta 30 ciclos por minuto.
  10. La sangre también se revoluciona ante una persona que nos gusta y se acumula en lugares específicos como los labios, las mejillas, los genitales, volviéndonos más atractivos/as y facilitándonos la excitación.

Por todo esto: “el amor no se explica, se siente”.

Sin comentarios