5 feb

La banda sonora de Otoño en Nueva York fue el pistoletazo de partida de una carrera que, cuando conocí el Programa de Coaching Personal de Ana Belén Balsas, decidí recorrer.

Pasar página“No es por ti, es por mí. Esto es todo lo que te puedo ofrecer. Sé como soy yo. Lo siento”. El personaje interpretado por Richard Gere, sobre uno de los puentes de Central Park, terminaba una relación de varias semanas. Y entonces, volví a recordar, si no esas, palabras similares, escuchadas por primera vez antaño, pero que, sin piedad, volvían a rebotar en mi cabeza una y mil veces, en especial cuando conocía a alguien y me preguntaba si sería alguien especial en mi vida.

De la mano de Twin Shoes y Ana Belén Balsas Clavería, conocí el Programa de Coaching Personal “El Principio de una Nueva Vida” y, considerando el tiempo que llevaba buscando la solución para apagar esas absurdas palabras y sin aliento ya por añorar una relación sin tener presentes las heridas causadas por todas las personas del pasado que me causaron dolor, decidí comenzarlo sin dilación.

¿Os gustaría acompañarme en este camino?

Todo comenzó con un cuestionario previo, para poder describir, de la manera más clara y sincera posible, cómo soy y cuál era el punto de partida de mi situación sentimental. No fue fácil responderlo, al menos, no sin mirar bien adentro.

¿Cómo te definirías? ¿Tienes claro cuáles son tus objetivos en la vida y qué es lo que priorizas en ella? Pero, para poder afrontar los conflictos emocionales de antaño, no sólo hemos de analizarnos a nosotros mismos, sino también cómo hemos interactuado con parejas en el pasado. Tuve que recordar y describir sentimientos y sensaciones que, de manera habitual, he intentado esconder sin conseguirlo. ¿Crees podrías saber con claridad qué relaciones anteriores te han marcado y por qué? Y, si tuvieses la oportunidad de preguntar a tus parejas anteriores qué opinan de ti, ¿qué serías capaz de decir?

Pero, si además has de pensar en el futuro, ¿podrías definir qué buscas en una persona para recorrer a su lado el resto del camino?

Realmente, no ha sido nada fácil; pero sí he de reconocer que no esperaba fuese tan liberador poder buscar entre mis recuerdos, dar nombre a las sensaciones y sentimientos, y concretar con palabras, lo que siento, anhelo y me define.

Primer round superado!!! Ya he conseguido definir un punto de partida!!! ¿Cuál será el siguiente paso que he de dar para encontrarme, estar a gusto, y con ello poder compartir?

Frank