27 feb
“Te dejo porque te quiero mucho y por eso, no te quiero hacer daño porque no te puedo dar toda la atención que te mereces”
¡Paparruchadas!
¿A quién queremos engañar?
Por favor, comunicación y sinceridad es la base para el comienzo de una relación, el mantenimiento de la misma y si llega el momento el final.
¿Por qué nos cuesta tanto decir la verdad?¿ Por qué hacer que la otra persona se sienta mal?ruptura pareja
Cuando alguien está enamorado no se le pasa por la cabeza dejar a su pareja con la excusa de que no tiene tiempo para atenderla. Si realmente existe amor y no tiene el tiempo que desea para dedicarle a la relación: a cada momento que tenga libre le irá a ver, le recompensará de mil formas, se excusará, etc. Pero ni por asomo a una persona enamora se le pasa por la cabeza dejar a otra.
Y esto es más común de lo que nos imaginamos y me enerva.
Cuando uno tiene un problema tiene que afrontarlo, es muy sencillo responsabilizar al otro ” como te quiero tanto………” de una ruptura y de este modo añadir al dolor de la separación la responsabilidad de la misma y la impotencia de no poder hacer nada al respecto.
Todos sabemos que las rupturas son dolorosas y no es plato de buen gusto decirle a una persona que has querido mucho y sabes que tiene unos sentimientos muy fuertes hacia ti que ya no te gusta y que la relación se termina.
Pero hay formas de hacerlo de una manera educada y sutil. Si hay claridad en el motivo de la separación aunque sea doloroso, se afrontará y con el tiempo se pasará el duelo. Recordemos que nadie es imprescindible.
Por favor, a aquellas personas que os han dejado por un motivo similar no os culpabilicéis, no le deis vueltas a la cabeza pensando que podréis hacer. La otra parte de la pareja ha tomado una decisión (puede ser por múltiples motivos) pero nunca os creáis la cobarde excusa que es porque os quiere demasiado. Así que, a coger el toro por los cuernos para poder pasar el duelo lo antes posible.
Y para aquellas personas que utilizan este tipo de excusas para dejar a su pareja, recordadle que en algún momento (eso espero) la quisieron y que por ello,aunque sea difícil, se merecen un mínimo respeto y no hacerla sufrir más de lo necesario.
Os dejo dos citas relacionadas con este tema:
  • “Cuando se quiere dar amor hay un solo riesgo: el de recibirlo” Molière.
  • “El amor tiene fácil la entrada y difícil la salida” Lope de Vega.

Quiero dejar claro que esta es mi opinión y que por supuesto respeto todos los puntos de vista que podéis plasmar en culquiera de los medios disponibles.

5 comentarios

  • Comparto

  • Estoy completamente de acuerdo, yo tampoco entiendo que alguien que está enamora deje a la persona de la que está enamorado me parece una incongruencia.Es como si alguien que se está muriendo de sed no bebe agua, para mí es lo mismo. Cuando estás enmaorado quieres estar siempre con esa persona porque de lo contrario es como si te faltara algo.
    Saludos.
    Por cierto un éxito el blog, cuántas cosas vamos a aprender…….

  • Cuanta razón!! Cuanta gente cobarde y egoísta hay en el mundo, por lo menos digan la verdad, no sean hipócritas!!! Saluditos!!!

  • Estoy de acuerdo en todo lo que comentas. Es muy díficil afrontar la ruptura de una relación cuando se descubre que ya no hay amor o enamoramiento.

    Uno se plantea “¿Cómo lo abordo sin hacer daño a la otra persona?”. Y creo que la clave está ahí, en el “sin hacer daño al otro”. Es imposible romper lazos afectivos sin dolor.

    Lamentablemente estamos en una sociedad donde sólo se potencia el placer y donde se nos enseña a escapar de dolor a costa de lo que sea. Y no hay como el dolor de sentirse culpable por haber generado dolor a otro…

    Entonces buscamos todo tipo de excusas y autoengaños para no afrontar la ruptura. Sin embargo, lo más sano es, como bien dices, afrontar el dolor de la misma. Mirar cara a cara al dolor de la situación permite que los lazos se corten de un modo saludable y no generen posos que puedan llegar a pagarse con la siguiente relación o dejen a la otra persona en el limbo, pues si realmente se ama a alguien se apuesta por arreglar las cosas, no por desaparecer.

    Ahora bien, hay momentos en los que aprecias y respetas a alguien, pero es consciente de que no le amas. Entonces el discurso “porque te quiero, mejor me voy” es positivo, siempre y cuando se explique que ese “te quiero”, no es un “te quiero de amor de pareja” sino de aprecio y cariño.

    Por otro lado me gustaría destacar al pie de este comentario algo con lo que me estoy encontrando últimamente: “no quiero romper la relación porque le hago daño. Prefiero que sea él/ella el que se de cuenta de que me distancio y rompa”. Ni que decir tiene que es un pensamiento cortoplacista y mucho más dañino, pues le estamos robando tiempo a la persona. Tiempo para que se recupere cuanto antes de la ruptura, energía que está perdiendo la persona creyendo que todavía hay un proyecto de futuro y la posibilidad de que realmente conozca a alguien que pueda darle lo que necesita.

    Así pues, este tipo de pensamientos son verdaderamente egoistas. Son pensamientos y actitudes en las que realmente no pensamos en el otro, sino en nuestra imagen personal, en nuestra necesidaad de “quedar bien” ante el otro sin valorar ni empatizar con lo que necesita realmente. Y a veces, el otro necesita que “seamos el malo de la película”.

    Gracias por un blog tan maravilloso como este!

    Un beso,
    Eva Moya

    • Muchísimas gracias a todos.
      Es un verdadero placer recibir vuestros comentarios, aprendemos muchísimo de ellos y enriquecen la temática de forma muy significativa.
      Un saludo