15 mar

Habéis hablado a través de la web, habéis establecido los primeros contactos telefónicos y os habéis citado para conoceros en persona.¡Enhorabuena!.

En este momento, incertidumbre e ilusión se mezclan y en muchas ocasiones una preguntra que surge es : “¿y qué me pongo?!!”. La respuesta es: “algo sencillo” y no dejemos de ser nosotros mismos, siemplemente tengamos claro que no vamos a una boda ni a una entrevista de trabajo, vamos a quedar con una persona que también quiere conocernos. Dediquemos tiempo a arreglarnos y a disfrutar con la emoción pero sin estridencias, puesto que pueden llegar a intimidar.

Al llegar al punto de encuentro, las normas nos indican que el hombre ha de llegar con cinco minutos de antelación, hoy podemos interpretar la norma en el sentido de que sea la presona que concierta la cita quien ha de llegar primero. La mujer (o a persona citada) podrá llegar hasta 10 minutos después de la hora señalada sin que ello sea considerado un retraso.
primer encuentroSea un café o una cita más larga, hablemos de nosotros pero no pretendamos conocernos en las primeras citas, puesto que este es un proceso que requiere tiempo y la buena educación exige paciencia. Tengamos claro, a su vez, que es posible que ni nosotros ni la otra persona seamos nosotros mismos al 100% y aunque no se note es posible que estén presentes nervios o inseguridades, por ello la amabilidad y la consideración han de extremarse, en este sentido ayuda mucho el dar las gracias, sonreir, mirar a los ojos y no dedicar más tiemo al entorno u otras personas que la persona que tenemos enfrente… Evitemos temas controvertidos o demasiado íntimos, buscando mantener conversaciones amenas.

Normas de cortesía, para muchas personas anticuadas, pero que reflejan respeto y amabilidad junto a una exquisita educación son las de caminar a la misma altura, ceder la parte interna de calle (la más pegada a los edificios), ceder el paso en zonas estrechas, abrir las puertas para pasar, ayudar a sentarse moviendo la silla, ayudar a colocar la ropa de abrigo…

Una situación que se da con mucha frecuencia es la utilización de mondadientes o palillos en público para retirar restos de comida de la boca. En algunos países como Estados Unidos es algo frecuente, pero vivimos en España y aquí ese acto se considera una grosería. Y recordemos que la única misión de la servilleta es limpiarnos los restos de comida o bebida, no tiene más misiones y su ubicasión es en nuestro regazo, salvo las de papel que permanecerán al lado del plato toda la velada.

En la primera cita paga quien ha hecho la invitación (a partir de este momento, las parejas que así lo consideren pueden establecer sus propias normas).Al final de la cita esta persona se ofrecerá al acompañamiento a casa o al coche, en caso de negativa por parte de la otra persona no insistirá y se despedirá con amabilidad.

El momento de la despedida suele ser uno de los más delicados, lo correcto es dejar clara nuestra impresión y nuestra intención de continuidad o no. Es clave no invadir el espacio físico de la otra persona en una primera cita y dar por finalizado el encuentro con un simple beso en la mejilla.

Autora: Galicia Protocolo

4 comentarios

  • Encontrè la luz!!!
    Adorables!!!!!

  • Vaya!!! Me ha tocado esperar. Menos mal que soy un hombre paciente y no me molesta.

    • Pues ya es mucho ser paciente
      Un saludo y gracias por las aportaciones al blog de Twin Shoes

  • 10 cosas que NO debes hacer en una Primera Cita | Buscar Pareja Estable | Twin Shoes: Blog del Amor

    […] hemos hecho algún post con lo que se debe hacer en un primer encuentro , pero nos ha parecido muy importante informaros de 10 cosas que no se pueden hacer en una primera […]