4 dic

Crepúsculo es una película que narra la historia de amor entre un vampiro y una humana, está basada en la novela de la autora Stephenie Meyer y no ha dejado indiferente a nadie.

A continuación os mostramos las frases de amor más destacadas del largometraje y los diálogos más románticos:

  • Te quiero a ti, siempre.

    Frases de amor El crepúsculo

    Foto: comunidad_crepusculo

  • - Sueño para estar contigo, para siempre. – Para siempre… y ahora estás preparada? – Sí – Acaso no te basta con tener una larga y feliz vida conmigo?
  • - Ya no tengo fuerzas, ni voluntad para mantenerme alejado de ti. – No te alejes.
  • -Dijiste que me querías. -Eso ya lo sabías -Le recordé, hundí mi cabeza en su hombro. -Da lo mismo, es agradable oírlo. Oculté la cara contra su hombro. -Te quiero, susurré. -Ahora tú eres mi vida.
  • Y en ese momento… pronunciaste mi nombre en sueños. Lo dijiste con tal claridad que creí que te habías despertado, pero te diste vuelta, musitaste mi nombre otra vez y suspiraste. Un sentimiento desconcertante y asombroso recorrió mi cuerpo y supe que no te podía ignorar por más tiempo.
  • Lamento que se haya producido algún tipo de malentendido, pero Bella no está disponible esta noche. Para serte totalmente sincero, ella no va a estar disponible ninguna noche para cualquier otra persona que no sea yo.
  • - Te quiero más que a nada en el mundo. ¿No te basta eso? – Sí, es suficiente. Suficiente para siempre.
  • - ¿Tienes miedo ahora? – Sólo tengo miedo de perderte.
  • Te quiero, es una excusa muy pobre para todo lo que te hago pasar, pero es la pura verdad.
  • Me dije a mi misma que el amor es irracional, cuanto más quieres a alguien, menos lógica tiene todo.
  • No sabes por cuánto tiempo te he esperado.
  • El amor concede a los demás el poder para destruirte.
  • -¿Por qué me odiabas cuando nos conocimos? -Es cierto, pero sólo por desearte tanto, aún no sé si puedo controlarme.
  • Ahora tú eres mi vida.
  • Cuando te dije que no te quería, esa fue la más negra de las blasfemias.
  • Pero ¿cómo pudiste creerme? Después de las miles de veces que te dije lo mucho que te amaba, ¿cómo pudo una simple palabra romper tu fe en mí?
  • Hay tres cosas de las que estaba totalmente segura:
  1. La primera: Edward era un vampiro.
  2. La segunda: Una parte de él, y no sabía lo potente que podía llegar a ser esa parte, tenía sed de mi sangre.
  3. Y la tercera: Estaba incondicional e irrevocablemente enamorada de él.

Esperamos que os gustara nuestra selección de frases románticas, si queréis que publiquemos la de vuestra película favorita, no tenéis más que decírnoslo.

Sin comentarios