7 ene

Os dejamos el primer relato del año de Ana Belén Balsas Clavería, como siempre es un placer leer sus artículos cargados de sentido común que son tan necesarios recordar a diario y que nos ayudan a ser mejores personas y disfrutar de nuestras relaciones.

EL OTRO, UN REFLEJO DE TI

“Dijo Alejandro Jodorowsky: “lo que no te gusta en mi, mejóralo en ti”

¿Por qué?

Porque el otro siempre es un reflejo de nosotros mismos. Las personas que nos rodean, nos hacen continuamente de “espejos”.pareja reflejada en el agua Tener esto presente y siempre en cuenta, mejora notablemente nuestras relaciones interpersonales, al mismo tiempo que sirve también para nuestro autoconocimiento y nuestra continua mejora personal, que debiera ser el principal objetivo en nuestras vidas. Continuamente nos molestan cosas que los otros nos hacen o los otros nos dicen. Continuamente estamos reprochando y quejándonos de que los otros no nos tratan como merecemos. Sin embargo, nada de cuanto los otros nos dicen o nos hacen podría molestarnos si eso mismo no estuviera dentro de nosotros y esa es la única razón de que eso nos moleste o nos duela. Cada vez que utilizamos nuestro dedo índice de modo acusatorio contra otro, un dedo señala al otro, pero quedan otros tres que nos señalan directamente a nosotros mismos (corazón, anular y meñique). Compruébalo por ti mismo.

Cada vez que acuses a otro de algo, trata de ver qué es lo que hay en el otro que está en ti también. Eso es lo que realmente te molesta. Y cámbialo o mejóralo en ti. Y deja de preocuparte por lo que los otros hacen. Y por lo tanto, deja de molestarte por lo que los otros hacen. No te pre-ocupes de los otros. Ocúpate de ti y de mejorar tu interior.

Miguel Ruiz, autor de “Los cuatro acuerdos”, un libro de sabiduría tolteca, nos propone cuatro acuerdos para que nuestra vida resulte más sencilla. Uno de ellos dice “no te tomes nada personalmente”, pues nada de cuanto los otros hacen o dicen es personal. Las personas hablan y hacen por sus propias razones. Quien se toma todo personalmente, se arriesga a sufrir inútilmente. La gente hace y habla por sus propias heridas y sus propias historias. Si te mezclas en ellas, sufrirás por nada.

Y la vida es demasiado corta para sufrir inútilmente.”

Ana Belén Balsas Clavería,

Esencias de Poder

1 comentario

  • Cómo superar historias emocionales con un programa de Coaching Personal |

    […] “El otro, un reflejo de ti” Por Ana Belén Balsas (Coach personal) […]