3 mar

Coincidiendo con el comienzo de semana y casi comienzo de mes, estrenamos nueva sección en nuestro blog del amor: Consultas de Amor Twin Shoes, esta sección se dedicará a las consultas de amor: relaciones, sentimientos, rupturas, crisis de pareja, bodas, etc. que vosotros nos hacéis en privado y que previo consentimiento nosotros haremos públicas con la finalidad de que todos podamos aprender de las historias de amor que le han pasado a otras personas, obtener opiniones desde varios puntos de vista, buscar soluciones y algo muy importante, sentirnos acompañados y escuchados.

Sin más preámbulos os presento la primera consulta de amor con la que inauguramos esta sección:

¿Agobio o rollo?

“Buenas noches, Twin Shoes:
Mano escribiendo cartaAcabo de encontrar tu blog y me resulta interesante. Verás…tal vez no se dedique a resolver dudas de manera privada pero, si es posible, me gustaría que me dierais una respuesta a algo que no dejo de darle vueltas. La historia es que el 13 de Enero mi amiga insistió en que me hiciera una cuenta en una página para hacer amigos, puesto que jamás he tenido novio ni relación parecida a eso. Así que accedí a sus súplicas y lo hice. Allí, al acabar de hacerme la cuenta, me habló un chico y la conversación llegó a buen puerto que me pidió volver a hablar pero por vía WhatsApp.Y, a partir de ahí, comenzamos a hablar todos los días. He de decir que siempre o casi siempre era él quien me hablaba, me preguntaba sobre gustos, opiniones, etc.; así como me enviaba fotos o música. En esa misma semana, el día 19 de enero, mientras hablábamos me propuso dar un paseo por Madrid. Acepté y quedamos por primera vez. El paseo fue bien, me enseñó su barrio y la conversación también estuvo bien. Coincidimos en muchas cosas aunque no era del todo fluida. Fue muy caballero. Al terminar el paseo, ya por WhatsApp me pidió un consejo sobre un amigo y de paso me comentó que le gustó mi compañía y que era muy agradable.

Al día siguiente, hablamos y en la tarde le propuse de ir al cine para el miércoles pero me dijo que en principio no iba a poder ser por trabajo pero que podíamos ir otro día o si no dar un paseo el fin de semana. El martes en la noche me habló como de costumbre y comenzamos a hablar un montón, hasta las tantas. Y creo que hubo cierto coqueteo aunque no estoy muy segura. Y ya antes de finalizar la conversación me preguntó a qué hora iba a ser el cine, así que al final podía ir.

Lo planeamos y justo el miércoles quedamos. Vimos la película y al terminar caminamos un poco. Tenía pensado acompañarle un trocito pero justo en donde pensaba dejarle me preguntó si tenía prisa y le contesté que no, así que me dijo que me acompañaba un trocito. Sin embargo, ese trocito se convirtió en uno entero. Estuvimos paseando durante dos horas y ya llegando a un lugar, decidimos sentarnos en un sitio que estaba en lo alto. Escalamos y nos quedamos allí a contemplar el entorno. En los pocos minutos, apoyó su cabeza sobre mi hombro y mientras seguíamos hablando me suelta que tiene las manos frías y yo sin intención alguna le dije \”ah sí, a ver?\” y se las cogí y cuando noté que las retenía hacia las suyas me puse nerviosa y las quité pero más tarde ya dio otra excusa y fue él quien me las cogió y ya me dejé llevar. Y estuvo acariciando mis manos durante todo ese rato y yo igual. Al mismo tiempo, con la otra mano acariciaba mi mejilla. Y, alguna que otra vez, nos miramos pero de lo nerviosa que estaba apartaba la mirada. Después de todo eso, ya nos fuimos, me acompañó hasta cerca de mi casa y nos dimos un abrazo que se mantuvo durante unos cuantos segundos y ya, cada uno en sus casas, me escribe dándome las gracias por el cine, me da las buenas noches y me dice que me abrigara porque me había puesto peor de lo que estaba.

Seguimos hablando en los días siguientes y justo el fin de semana le volví a proponer de quedar el domingo para dar un paseo por un lugar que teníamos pendiente. Antes de quedar con él, dos días antes, quedé con una amiga y le comenté que había conocido a un chico y lo que había ido sucediendo durante todos esos días. Ella me preguntó por sus ex y yo le dije que no sabía nada. Me aconsejó que le preguntara por ellas pues eso era un tema importante así que el día en que quedé con él, mientras hablábamos, salió de repente algo relacionado con su ex y me acordé de la conversación con mi amiga. Entonces me puse a interrogarle sin malas intenciones y hubo cosas que me dejó un poco confusa. Por otra parte, estuvo frío desde el principio pues yo me acerqué cogiéndole del brazo y él se soltó de forma sutil y, por otra, la actitud que tomó en ese paseo era muy normal como si nos acabáramos de conocer o peor. Además, le comenté de ir a un sitio y me dijo, al principio, que sí pero después de lo de las ex y otros temas me dijo que no iba a poder ser porque tenía cosas que hacer con lo cual el paseo duró muy poco. Cuando llegué a casa me rayé y quería un consejo de la amiga que me insistió en que me hiciera la cuenta en la página pero no estaba y dio la casualidad de que una de la facultad me preguntó por el paseo así que le comenté lo sucedido y de cómo me sentía.

Ella me aconsejó que le preguntara si le gustaba, así, directamente. Me resultó vergonzoso pero al final accedí porque me dijo que era lo mejor porque alargar una cosa que no tenía sentido no era correcto. Así que respiré y lo hice, se lo pregunté por WhatsApp. Al poco rato me contestó y me dijo “me pareces una chica mona y me caes muy bien pero siendo sincero creo que debemos ser amigos, qué piensas tú”. Le dije que como él viera y me preguntó si me había molestado y le dije que no que solamente era simple curiosidad y que era porque me dejó un poco confusa el cambio brusco del miércoles al domingo así como alguna de las cosas que dijo en el paseo. Él me pidió disculpas y me dijo que lo sentía que se dejó llevar un poco esa noche. Y ya por todo lo sucedido necesitaba saber más y le pregunté qué buscaba realmente y me dijo que quería conocer gente, sobre todo chicas y tener una amistad o algo más y entendí lo que dijo como que si veía que con esas chicas no había feeling pues pasaba a la lista de amigas. Se lo dije y me dijo que para nada era eso que él iba a conociendo y quería primero establecer una amistad y después lo que suceda. A partir de ahí dejó de hablarme.

A los pocos días iba a ser su cumple y le compré un libro de un autor que le encantaba. El día de su cumple le felicité y le comenté que tenía un regalo para él. Me dio las gracias. Pasó dos días o así y como no me hablaba volví a intentarlo una vez más así que le hablé preguntándole qué tal y le recordé que tenía el regalo. Me dijo que a lo mejor podríamos quedar el domingo si puedo. Le dije que sí pero que me avisara con antelación.

Pasaron los días hasta llegar ese domingo y no me habló ni para decirme que quedáramos ni para decirme un simple “oye, me han surgido cosas y no puedo quedar, lo siento” o “oye, no me apetece verte, lo siento”. Y así se quedó.

Pasaron los días y siguió sin hablarme. Y por alguna cosa, le mandé una foto y me habló preguntándome qué tal estaba pero nada más.

La situación sigue así hasta ahora. Hemos pasado de hablar todos los días donde era él quien tomaba la iniciativa, me daba tanto los buenos días como las buenas noches a nada, ni “mu”.


La PREGUNTA es qué ha pasado. Es porque le he agobiado o sólo quería un rollo de una noche o cómo”.

Nosotros dejaremos nuestra opinión en comentarios, nos encantaría que vosotros también nos deis vuestra opinión sobre estas historias de amor y que si os ha pasado algo parecido podamos aprender de vuestra experiencia. Para ello podéis escribir en el apartado comentarios, mandarnos un mensaje desde el apartado contactar o u e-mail a info@twinshoes.es. Estaremos encantados de recibir vuestras experiencias y consejos de amor.

3 comentarios

  • Empezando por el final, decirte que tú no has agobiado a nadie, has actuado como creías, de corazón y con total respeto hacia la otra persona.
    Cada persona es un mundo y cuando comenzamos a conocer a alguien no tenemos mucha información y se nos da por suponer. Podríamos estar toda la vida suponiendo por qué hace esta u otra cosa y puede que nunca supiéramos la razón real, quizás tampoco la sepa él mismo. Por eso mismo es mejor centrarnos en los hechos y en lo que él te ha demostrado y dicho y olvidarnos de hacer conjeturas.
    Es evidente que a este chico le interesaste en un principio puesto que quiso quedar contigo la primera vez, le gustó ese encuentro y por eso mismo repetisteis y volvisteis a quedar. Después, sin saber por qué, cambia la actitud y ya no demuestra el interés del inicio.
    Nuestro humilde consejo es que ya que os habéis conocido hace muy poco tiempo y aún no hay sentimientos fuertes por el medio, no deberías invertir más tiempo en esta persona porque ella te está demostrando que no quiere pasar tiempo contigo, después del detalle del libro creemos que debería ser él quien te diera alguna explicación y te pidiera disculpas.
    Seguro que si no ha funcionado es porque hay alguien estupendo esperándote en otro lugar. Vales mucho y tu tiempo debes dedicárselo a las personas que quieran disfrutar contigo. Como dijo José Luis Sampedro “el tiempo no es oro, el tiempo es vida”.
    Un abrazo grande.
    Para cualquier cosa aquí estamos

  • mercedes pazos landeira

    Has actuado bien en todo momento,eres muy generosa y detallista,pero ese chico no está a tu altura,y simplemente como ha actuado no te merece,..ese interés del principio puede que llevara doble intención,…respeto que quiera conocer gente,pero mientras está contigo que se centre en conocerte y si pasado un tiempo prudencial no funciona pues lo hablais,…seguramente esté más interesado en otra persona,pero debía ser sincero,..es un asunto delicado,pero yo de ti me olvidaría,podría quedar una bonita amistad,pero no ha puesto nada de su parte,…un abrazo ,sonrie,sigue siendo tu misma,natural y tómate esto con inteligencia y la próxima persona que aparezca en tu vida será un privilegiado al encontrar una mujer como TU.