23 nov

Si hay algo que abre todas las puertas es el amor.

Cuando haces las cosas de corazón, cuando actúas guiado/a por este sentimiento, el resultado siempre es positivo.

Estamos en el mundo para aprender a amarnos a nosotros mismos y compartir el amor con las personas que nos rodean.

No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.

Quédate con el sí puedo, con los sueños, con las acciones y con todas las posibilidades de que saldrá bien. Hay una frase que nos encanta que dice que el secreto del éxito es creer que el fracaso es imposible.

No dejes que el pensamiento recurrente de historias pasadas vuelva a tu mente, si estás conociendo a alguien que te hace vibrar, disfruta y vive el presente. Todas las personas somos únicas y especiales y portamos una esencia particular. No encasilles, no enmarques puesto que nunca encontrarás a dos seres idénticos.

Puerta abierta al amorAntes de juzgar o interpretar una situación ten en cuenta que esa persona a la que estás conociendo, al igual que tú, también tiene una mochila a su espalda y cientos de circunstancias que desconoces.

Si quieres saber algo, pregunta, una buena comunicación es fundamental para cualquier tipo de relación de calidad.

Muestra tu luz, deja que entre en tu alma esa persona especial, deja que llegue a tu vida alguien que te mereces, sonríele y dile puedes pasar, dale permiso, deja que las cosas fluyan.

Plántale cara a tus temores, inseguridades y preocupaciones;  no les concedas ningún tipo de atención y desaparecerán, céntrate en sentir, en dar, en amar, en dejarte querer, en permitirte ese amor correspondido,  en iluminar cualquier habitación con tu luz, en ser feliz.

Cuantas cosas perdemos por miedo a perder, deja que el amor entre en tu vida y hazlo con una gran sonrisa!!!