25 feb

La expresión “me he enamorado a primera vista” cobra más fuerza si sabemos que 8,2 segundos es el tiempo mínimo necesario para enamorarnos de una persona.

En uno de nuestros primeros post de curiosidades del amor ya hablábamos de esta cifra para sentir el popularmente llamado flechazo, pero hoy tenemos más información gracias a varios estudios realizados en  varias universidades de Reino Unido y Nueva York.

Estos estudios que se realizaron sobre una muestra de población de diferentes edades, han dado por válido estos 8,2 segundos como el tiempo que necesitamos para enamorarnos, aunque existen varios matices como los que exponemos a continuación, referentes a este tipo de enamoramiento fugaz:

  • Es fundamentalmente físico.
  • Se da más en hombres que en mujeres ya que ellas precisan más información para poder enamorarse.
  • No se da en todas las personas ya que la forma en la que nos enamoramos varía mucho dependiendo de cada uno/a y las circunstancias.

8,2 segundosEntendemos que lo que los científicos definen como enamoramiento en 8,2 segundos, nosotros lo conocemos como atracción, flechazo... puede ocurrir en muy pocos segundos y  puede ser precursor para fijarnos en alguien, prestarle atención, querer conocerla más…

Según otro estudio, las personas deciden en los tres minutos primeros de conversación si la persona con la que están hablando les interesa para que sea su pareja, por lo que atando cabospuede que en esos 8,2 segundos sean, para algunas personas, predecesores de esos 3 minutos de conversación.

De estos estudios nosotros extrapolamos tres ideas:

  1. Las citas rápidas son una buena forma de conocer personas ya que en poco tiempo, según estos estudios, podemos saber si nos puede interesar como futura pareja.
  2. Estos tiempos hablan de amores pasionales que comienzan fundamentalmente por la atracción física, Hay muchos otros tipos de amor que no comienzan con esa inmediatez y que son, por supuesto, igual de válidos, verdaderos, románticos…
  3. Las páginas web de búsqueda de pareja, cambian en cierto modo esto, puesto que permiten conocer primero el “fondo” antes que la “forma” sobre todo en los casos en los que no se ha subido al perfil fotografía. También hay que tener en cuenta que en la red, aunque en menor medida que en el “mundo off line” también existen los flechazos :).

El amor, como sentimiento libre que es, es muy difícil de medir; lo que tenemos claro es  que creemos fervientemente en esta preciosa frase de Máximo Gorki “procura ‪#‎amar‬ mientras vivas. En el mundo no se ha encontrado nada mejor”.