24 may

La mirada es considerada por muchos como la técnica humana más fascinante a la hora del cortejo.

Una mirada directa a los ojos es imposible que nos deje indiferentes por lo que siempre provocará una de estas dos emociones básicas: interés o rechazo.

Los etólogos hablan de una mirada copulatoria que ya aparece en chimpancés pigmeos y que la emplean antes del coito, siempre pasan unos momentos antes del mismo mirándose fijamente a los ojos; otros como los babuinos o mandriles también se miran a los ojos durante el cortejo.

Podemos diferenciar varios tipos de miradas:

  • La seductora: esta se utiliza cuando queremos flirtear con otra persona, suele acompañarse de una leve bajada del mentón y con los ojos semiabiertos se mira profunda y sensualmente, dura dos o tres segundos, que es más que una mirada normal. Si en este tiempo las pupilas se dilatan eso ya sería una señal de extremo interés, se puede leer una explicación más extensa en el artículo de comunicación no verbal en el amor.
  • La amorosa: es la mirada tierna, suave cargada de afecto es muy utilizada por los padres hacia sus hijos, parejas de enamorados, etc.
  • La libidinosa: es una mirada lujuriosa, intrusiva e incómoda, las personas con esta mirada  desnudan a los demás con los ojos y se excitan por ello, esta mirada causa repulsión y rechazo. Normalmente es de enfermos.
  • La paranoica: expresa desconfianza y temor. No fijan la mirada, los ojos se mueven de izquierda a derecha.
  • La vacía o ausente: no transmite nada te pueden estar mirando fijamente y sabes que no están observando.
  • La perdida: es extraña, extraviada, no establece contacto visual y si lo hace es por poco tiempo.
  • La ingenua: es limpia, clara y denota honestidad.
  • La esquiva: suelen utilizarla los que quieren ocultar algo, no miran fjamente a los ojos, suelen mirar para abajo.
  • La profunda: es una mirada que transmite mucho, es transparente, directa pero suave a la vez.
  • La triste: se caracteriza por ojos caídos, enrojecidos  o llorosos.
  • La retadora: la mirada es fija y de frente y le acompaña la ceja levantada y las mandíbulas tensas.
A la hora de conocer a una persona y/o entablar una comunicación es muy importante tener en cuenta el lenguaje no verbal. Cuando transmitimos un mensaje tiene muchas más fuerza la comunicación no verbal que la verbal y en caso de confusión entre lo que decimos verbalmente y lo que comunicamos no verbalmente hacemos caso, la gran mayoría de las veces, a la comunicación no verbal.
A qué ahora se entiende mejor la frase:  “una mirada vale más que mil palabras”.

7 comentarios

  • Estoy completamente de acuerdo para mi la mirada lo dice todo a la hora d saber si le gustas a alguien
    hay veces que por diferentes situaciones no puedes declararte a una persona abiertamente y entonces es cuando las miradas comienzan a jugar un papel muy importante. Y te ayudan a saber dependiendo de como intercambias las miradas con esa persona si debes seguir intentandolo o mejor no hacer nada.

  • Muy buenoooo!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  • y que pasa si dos personas (hombre y mujer) tienen la mirada paranoica?

    • Hola Bizlle, esta situación se mirada paranoica (hombre y mujer) se daría cuando las dos personas sientan desconfianza, incomodidad o miedo en una situación determinada. Lo lógico es que en el momento que puedan eviten estar más tiempo en esa situación o que se den cuenta de que no es una situación peligrosa y se relajen.
      Un saludo.

  • 20 señales de que le gustas / Blog del Sex Shop

    […] la última alternativa te recomendamos la lectura de dos post anteriores:  ¿Qué transmite una mirarda? y Comunicación no verbal en el amor y te ayudamos con este listado de 20 señales que quieren […]

  • 20 señales de que le gustas / A disfrutar que son dos noches

    […] la última alternativa te recomendamos la lectura de dos post anteriores:  ¿Qué transmite una mirarda? y Comunicación no verbal en el amor y te ayudamos con este listado de 20 señales que quieren […]