7 jul

Ya ha llegado el verano y con él se entiende que el calor también, empezamos a utilizar numerosos métodos para refrescarnos: viseras, ventiladores, duchas de agua fría……..entre los que se encuentra el abanico.

El lenguaje del amor del abanicoEl abanico, a causa de las restricciones que les ponían a las jóvenes para hablar con sus pretendientes, comenzó a utilizarse a finales del siglo XIX principios del Siglo XX como una forma de comunicación entre las mujeres (normalmente acompañadas de sus madres o unas señoritas que las vigilaban) y los hombres interesados en pretenderlas.

De esta forma surge el lenguaje del amor a través del abanico, no se necesitaba más que una posición determinada con el abanico para que los interesados se comunicaran entre ellos.

Si este verano os queréis comunicar con el abanico aquí os dejamos un listado de expresiones que se pueden decir a través del mismo, sólo una cosa, aseguraros que a quien van dirigidos los movimientos comprenda el lenguaje o pasarle esta chuleta ya que de lo contrario pensará que os gusta mucho Loco Mía.

Algunas de estas expresiones son:

  • Sígueme: sostener el abanico con la mano derecha delante del rostro.
  • Deseo conocerte: sostener el abanico con la mano izquierda delante del rostro.
  • Has cambiado: deslizar el abanico sobre la frente.
  • Nos observan: mover el abanico con la mano izquierda.
  • Eres un osado: cambiar el abanico a la mano derecha.
  • Estas flirteando con otra: pasar el abanico de una mano a otra.
  • Te odio/adiós, se acabó: arrojar el abanico con la mano.
  • Amo a otro: Mover o llevar el abanico con la mano derecha.
  • Te quiero: dejar deslizar el abanico sobre la mejilla o cubrirse los ojos con el abanico abierto.
  • ¿Me quieres?: Presentar el abanico cerrado.
  • Vete, por favor: deslizar el abanico sobre los ojos.
  • Quiero hablar contigo: tocar con el dedo el borde del abanico.
  • : apoyar el abanico sobre la mejilla derecha.
  • No: apoyar el abanico sobre la mejilla izquierda.
  • Eres cruel: Abrir y cerrar el abanico.
  • Seguiremos siendo amigos: dejar el abanico colgando.
  • Estoy casada y me eres indiferente: abanicarse despacio o abrir y cerrar muy despacio el abanico.
  • Estoy prometida o tengo novio, sigue tu camino: abanicarse con movimientos cortos y rápidos sobre el pecho.
  • Bésame: apoyar el abanico a medio abrir sobre los labios.
  • Espérame: abrir el abanico despacio y mostrarlo.
  • Ven y habla conmigo: abrir el abanico con la mano izquierda.
  • Escríbeme: golpear el abanico cerrado sobre la mano izquierda.
  • Estoy sola: abanico abierto tapando la boca.
  • Te pertenezco: dejar caer el abanico.
  • Pienso en ti, no te olvido: levantar el cabello o mover el flequillo con el abanico.
  • Quiero hablar contigo: contar las varillas dela abanico o pasar los dedos sobre ellas. Contar o abrir cierto número de varillas quiere decir la hora de la cita.
  • Eres feo, no me gustas: Cubrirse del sol con el abanico.
  • Se acabó: prestar el abanico a tu acompañante.
  • Estoy impaciente: dar un golpe con el abanico.
  • Es mejor que me olvides: sujetar el abanico abierto con las dos manos.
  • Cuidado nos vigilan: cubrir el rostro con el abanico abierto.
  • No me gustas: girar el abanico con la mano derecha.
  • Estoy pensando si te quiero: tocar la palma de mano con el abanico.
  • Sufro por tu amor/te amo: apoyar el abanico abierto sobre el corazón o el pecho.
  • Me gustas mucho: mirar los dibujos del abanico.
  • Me casaré contigo: abanico cerrado sobre la mano izquierda.
  • Saldré: ponerse en el balcón con el abanico abierto, salir al balcón abanicándose o entrar en el salón abanicándose.
  • No saldré: Dejarse el abanico cerrado en el balcón, salir al balcón con el abanico cerrado o entrar en el salón con el abanico cerrado.
  • Déjame en paz no quiero saber nada de ti: mantener el abanico sobre la oreja izquierda.
  • No reveles nuestro secreto: mantener abanico sobre la oreja derecha.
  • Soy soltera no tengo novio: abanicarse sobre el pecho lentamente.
  • Pienso en ti noche y día: colocar el abanico en la sien y mirar hacia arriba.
  • Algo no me huele bien: Tocar la punta de la nariz con el abanico.
  • Mi corazón es solo tuyo: darle al abanico al novio.
  • Tengo celos de ti: darse golpes con el abanico en el vestido.
  • Sin tu amor prefiero morir: con el abanico abierto, tenerlo suspendido al revés.

Y yo pienso….. con todo lo que me lío yo con la izquierda derecha, cuántos problemas hubiera tenido de comunicación con mis  pretendientes en esa época!!!

Sin comentarios