1 feb

Atención a lo que dicen los expertos sobre las relaciones íntimas: lo importante no es la cantidad sino la adecuación a cada pareja y sus necesidades.

Como ya nos imaginábamos, mayor cantidad no siempre tiene por qué significar mayor felicidad. Un estudio publicado en la revista Society for Personality and Social Psychology confirma que más no siempre es mejor cuando nos referimos a las relaciones íntimas.

Este estudio (realmente son varios estudios porque se dividió en tres) de la Universidad de Toronto-Mississauga está sostenido sobre encuestas realizadas a 30.645 personas durante 40 años. Algunas de las conclusiones a las que llegaron después de analizar los datos son:

  • Relaciones íntimas pareja, más no es mejorSí que es muy importante mantener relacione íntimas con la pareja y hacerlo aporta felicidad, pero cuando se tienen más de una vez a la semana la relación: intimidad-felicidad ya no es significativa.
  • Las conclusiones de este estudio, que no siguen la línea de otras investigaciones donde se decía que cuantas más relaciones íntimas mayor bienestar, sostienen que la frecuencia de más de una vez por semana ya no está tan necesariamente asociada al bienestar o la felicidad.
  • Este estudio no se puede extrapolar a las personas solteras, ya que en este caso, como señala la especialista Amy Muise es posible que para los/as que no tienen una pareja estable, este vínculo entre relaciones íntimas y felicidad depende de otro tipo de factores como pueden ser: el contexto o cómo de cómodo/a se siente con la otra persona.
  •  Lo principal es que las necesidades de los dos miembros de la pareja esté cubierta, más allá de la cantidad.

Estas son algunas de las interesantes conclusiones que se obtuvieron en este estudio. En resumen, lo realmente importante es la frecuencia con la que necesitan relacionarse íntimamente ambos miembros de la pareja, si se acuerda y se satisfacen esas necesidades se gozará de una mayor felicidad y bienestar.

Las relaciones íntimas son uno de los pilares básicos de la pareja, lo que nos enlaza de una manera mágica. Procura que la llama siga encendida independientemente del tiempo que llevéis juntos!